lunes, 23 de abril de 2012

A MENUDO LOS HIJOS SE NOS PARECEN...

Hace 30 años pude cumplir mi sueño de independizarme... estaba muy bien con  mis padres... pero mi espíritu aventurero me llamaba a irme a descubrir y empezar a vivir mi propia historia. 
Mi hijo menor (Julian)  se fue a Rosario para continuar sus estudios universitarios, justamente a la misma edad que yo y con el mismo propósito.
Julian está seleccionando objetos, que va a necesitar llevarse. Tambien para él los objetos tienen un valor sentimental.
… cuando apenas habia cumplido 6 añitos, tuvo su primer examen oral individual de ingles, cuando llegamos a la puerta de la escuela me dijo que tenia miedo del examen, yo me saqué un anillo que llevaba y se lo di... le dije que lo tenga en la mano y lo apriete fuerte, que era una forma de que yo esté con él en el examen. Cuando lo fui a buscar salió muy contento…habia rendido bien.
Tambien tiene espiritu de linyera... cuando comenzó a volver solo  del colegio siempre  traía cosas que encontraba en la calle... hasta una rama de palmera (más grande que él)
 Por tal motivo, le hice esta caja de generosas dimensiones, estilo "libro"
Como tambien compartimos el gusto por la música (y es una de las carreras que está estudiando), elegí estos diseños que con muchísima prisa, pero con más generosidad me envió Sandra.
 La servilleta "JAZZ" solo tenía medio saxofonista... a mi me gustó hacerle un poco más de "cuerpo" (hasta debajo de las rodillas) pintado con acrílico.

Por dentro decoupage de servilleta con partitura  y papel felpa.



Por supuesto, va llena de todo mi cariño y mi orgullo de ser su mamá.

Mil besos y buena semana para todos.

8 comentarios:

bela dijo...

que bonita historia!!. Es cierto que repetimos los esquemas de los padres. Aunque vayamos de rebeldes cuando somos jóvenes, con el tiempo nos sorprendemos haciendo lo mismo que hizo nuestra madre o padre y que jamás íbamos a hacer. Ja, ja. Me alegro que tengais tan buena relación.
Saludos

Ilusion-Arte dijo...

A menudo los hijos se nos parecen,
y así nos dan la primera satisfacción;
ésos que se menean con nuestros gestos,
echando mano a cuanto hay a su alrededor.

Hola Maria

Muy emotivo,tu comentario sobre tu hijo...¡Nada que añadir,pues mejor que tú no lo conoce nadie...¡
Muy original la caja-libro,con una preciosa decoración,que la llenará de recuerdos y a su vez le recordará que su madre está ahí...¡

Mil besos y buena semana¡¡¡

Elia dijo...

Preciosa entrada, emotiva!!

abrazo
eljardindemiduende ^^

fus dijo...

Una buena historia donde el sentimiento supremo se hace realidad.

un saludo

fus

Miguel dijo...

Preciosa y emotiva entrada Dulce, gracias me hacia falta algo así para reflexionar.
No es de extrañar por lo que se que me cuentas que Julián es un gran tipo y orgullosa puedes estar de el a poco que pueda parecerse a su gran Madre.

Digo reflexionar por que todos queremos lo mejor para nuestros hijos y a veces no sabemos ver que se parecen a nosotros tanto en lo bueno como en lo malo y a base de corregir el que no repitan lo que no nos gusta tapamos sus virtudes que quizás se parezcan a las nuestras.

Te felicito por esa estupenda conexión con Julián y le deseo en su independencia que solo se parezca un poco a su madre…con eso ya tiene mucho ganado.

Preciosa la caja musical tanto por fuera como por dentro, el seguimiento a la servilleta en pintura de lo mas genial María de los Bombones y Bombones for ever.

Gracias María, TQ.

Besos mil.

Sandra dijo...

Qué hermosa y emotiva entrada María, llena de amor, el orgullo seguro es mutuo. Imagino que Julián debe estar muy contento con esa preciosa caja, que decoraste con tanto cariño. Como ya te dije, me encanta cómo quedó, por fuera y por dentro.
Un beso grande, buen finde,
Sandra
PD: No veo la entrada en el escritorio como me dijiste en el mail, me parece que la nueva interfaz va a traer más de un lío.

Magalis Marisol dijo...

Hola amiga!
Gracias por compartir tan linda historia....la cual invita a la reflexión.
Suerte y éxito para Julian.
Un fuerte abrazo desde Venezuela!!!

Cecilia y sus abanicos dijo...

me encanta Maria y asi es los hijos se independizan y crecen y crecen...me da mucha alegria esta conexion especil que tienes y el amuleto del anillo,genial....yo tambien soy un poco asi.
Mil abrazos para ti y tu hermosa familia